Ulises en el Festival de Cannes: “Proyección en tiempo real” de Alexandro Arana Ontiveros
» Ulises en el Festival de Cannes: “Proyección en tiempo real” de Alexandro Arana Ontiveros

Ulises en el Festival de Cannes: “Proyección en tiempo real” de Alexandro Arana Ontiveros

Publicado en: | 0

¡De verdad no quería ir! Solo aceptó porque fue un buen compañero durante los años en la academia pero su trabajo como director francamente le aburría. Y encima era otra sosa película biopic.

Desde la primer secuencia, el filme se le antojó chocante; la premisa, excesivamente vulgar. Sin embargo, la idea para una escena compartida años atrás con dicho compañero le hizo pensar de inmediato en el concepto de plagio. ¡Maldito! Después vendría un personaje femenino muy de su estilo, descaradamente copiado. ¡Cuando fue consciente que ese tipejo había robado muchas de sus ideas estuvo a punto de levantarse de su butaca y salir con el único objetivo de ir a romperle la cara! Entonces fue cuando empezaron a ocurrir los puntos argumentales…

La siguiente escena describía una vivencia suya muy personal, tanto, que dudaba habérsela contado alguna vez. Después otra. Y otra más. Miraba la película perplejo y confundido. Hasta que de improviso y por primera vez desvelaron el nombre del protagonista: el suyo propio.

Cuál sería su asombro al ver llegar al personaje principal a un cine para ver la historia de su vida: un filme biopic. Y cuando él volteó a ver a su alrededor, el actor hizo lo mismo. Luego entraron varios hombres y lo sacaron de la sala a empellones. Sin piedad lo arrojaron hacia la acera mojada por un aguacero torrencial. Con la caída, sus gafas se estrellaron por lo que no pudo ver que se levantaba al borde de la calle, daba un paso en la dirección incorrecta y quedaba a merced de un tráiler sin frenos que derrapaba sobre la avenida a toda velocidad.

El impacto fue brutal: su cráneo estalló como un globo lleno de sangre y astillas. Y mientras el cuerpo del famoso director se desmadejaba por completo, un espectador sudaba frío ante las terribles escenas que sus ojos acababan de presenciar.

Dejar un comentario