Relato «Una obra lleva en sí su propia defensa» de Nita Sáenz
» Relato «Una obra lleva en sí su propia defensa» de Nita Sáenz

Relato «Una obra lleva en sí su propia defensa» de Nita Sáenz

Publicado en: | 0

Artículo incluido en la recopilación Pensaba que hablaba con Sócrates, pero es Pepito Grillo (Mi biografía)

 

¿De qué manantial nace el sentido de la perfección? Me estoy refiriendo a eso que nos impulsa hacia la belleza, hacia la paz ¿Dónde empieza y dónde acaba? ¿Qué centro nervioso nos avisa?

Decidí en un momento de éxtasis, de encarnizado aliento emocional, de desespero anímico y recomposición estructural, en busca de aquella adulta que nunca nació del todo en mí, o nació y no creció, o creció y menguó antes de verse reflejada en el espejo, decidí, digo, que haría tres cosas bien todos los días: A, B y C. Las mismas todo el año.

No podré.

Por mi débil naturaleza debía enfrentarme cada noche a la libreta donde iba a apuntar a cuál de las tres había vencido en mi duelo personal. Y así lo hice.

A relacionado con un trato personal.

B con un defecto mayúsculo, autodefinido y gestionado por mí, sin ninguna influencia externa y alienada.

C tenía que ver con una obligación que desata en mí esfuerzos contestados y cada vez mayores, la desidia, la contumaz testarudez del no.

¡Ah ilusiones, no me deis relajo, no insistáis!, todo ello se confunde y se funde en la honradez. La honestidad, esa gran crisis.

El mundo es más sencillo de lo que supone nuestra ignorancia. Cada vez estoy más segura de que la máquina funciona de forma bastante burda, de una vez por todas y en todas partes.

Cumplir con A, B y C no es más que la honestidad en bruto. Si la posees y la aireas, si la regalas y haces de ella una religión, una plegaria, una fe, una rutina elaborada, encajará como un puzle en cada uno de tus planes, en cada objetivo, en cada ilusión encadenante.

Puedes poner una moneda en la hucha cada día. ¡Este mes he conseguido 30!

 

Escrito por: Nita Sáenz

 

 

Como siempre, te invitamos a que nos dejes tus opiniones y comentarios sobre este relato en el formulario que aparece más abajo.

Además, si te ha gustado, por favor, compártelo en redes sociales. Gracias.

Dejar un comentario